pastoragua

BREVE HOMILÍA. Sea alabado Jesucristo r/. sea por siempre bendito y alabado.

Hace rato que estamos meditando lo que contemplamos y lo quecelebramos. Por ello, sólo una breve introducción: A renovar nuestra fe como adhesión libre a la

verdad, como encuentro con Jesús, y por él con el Padre. Mirarán al que atravesaron. Mirémoslo, contemplémoslo. Dejemos que de él venga la gracia, en virtud

de su sangre. Dejemos que nos atraiga hacia sus llagas. Que el fruto de su sacrificio eterno, de cordero inmaculado, nos transforme a nosotros por él, con él y

en él, en ofrenda permanente.

 

Toda nuestra vida se funde en su gracia y amor. Toda nuestra vida se vuelva entrega generosa y alabanza a Dios. El sentido de la vida nace del

favor, la gracia, el don de Dios, que ha culminado en la muerte y glorificación de Jesús y de nosotros en él. El sentido de la vida culmina en la

suprema obra del hombre que es alabar a Dios. Quiero recordar que esta imagen la anunciamos al cierre del Jubileo de Oro de la Diócesis, para que

quedara como un testimonio de gratitud al Señor. Hoy podemos cumplir aquella promesa. Una breve palabra a las religiosas y los religiosos, al

comienzo del Año de la Vida consagrada proclamado por el Santo Padre Francisco. La gracia de la consagración en sus diversas formas, en particular

en la vida religiosa, es un florecimiento de la gracia del bautismo y de la confirmación, por las que Dios nos unió con Cristo muerto y resucitado y nos

dio parte en la unción del Espíritu Santo.

 

Que Jesús autor y consumador de nuestra fe les ayude en este año a hacer más perfecta su ofrenda en comunión con él, participando más de Cristo pobre,

casto y obediente. Que sea un tiempo de gracia para la renovación de las comunidades y que elSeñor por el Espíritu Santo llame a muchos a su seguimiento en

este camino. Como pueblo de Dios, pueblo elegido y consagrado, al dar gracias poresta santa imagen que acerca la presencia del Señor resucitado a nosotros y

nos atrae hacia sí, también nos unimos a la ofrenda y oración de Jesúspor el mundo entero: Oremos por todos los que sufren de diferentes modos. Presentemos

la acción de gracias del universo entero. Al que está sentado en el trono y al Cordero la alabanza, la gloria y la acción de gracias por los siglos de los siglos. Amén.