Creyentes y no creyentes estamos igualmente expuestos a la posibilidad de enfermarnos. La fe hace posible los milagros, pero Dios no está obligado a realizarlos. Por eso, frente a la enfermedad, rezamos pidiendo que se haga la voluntad de Dios, sin pretender dirigir esa voluntad. Rezamos con la confianza de que Dios quiere nuestro bien y ese bien es, en definitiva, nuestra salvación.
Mi reflexión sobre el evangelio del domingo 4 de julio de 2021, XIV durante el año.
Y también:
- nuevo obispo de San José de Mayo
- motivo de oración para el mes de julio
- dos santas: María Goretti y Nazaria March.
Bendiciones,
+ Heriberto, Obispo de Canelones, Uruguay.

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 23 invitados y ningún miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search