VII Domingo durante el año.
Después del evangelio de las bienaventuranzas, Jesús desarrolla más profundamente lo que significa seguirlo como discípulo.
En el pasaje de hoy, Jesús lleva su propuesta al extremo. Es fácil amar a nuestro prójimo cuando es una persona amable y benévola… pero ¿qué sucede con aquellas personas que no nos caen simpáticas? Más aún ¿cómo amar a aquéllos que han intentado -y a veces lo han logrado- hacernos daño?
Mi reflexión sobre el Evangelio de este domingo, 20 de febrero de 2022.
Y además:
- Año Jubilar 2025
- Cátedra de San Pedro
- San Policarpo
Bendiciones.
+ Heriberto, Obispo de Canelones (Uruguay)

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 109 invitados y ningún miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search