“Yo les doy Vida eterna” (Juan 10, 27-30).
IV Domingo de Pascua, Jesús Buen Pastor.
Para nosotros, que vivimos en el tiempo, que estamos acostumbrados al flujo de los acontecimientos que van pasando uno tras otro, se nos hace difícil imaginar una vida eterna.
Jesús, Buen Pastor, da la vida para que sus ovejas tengamos “vida abundante”, “vida en plenitud”; una vida colmada, en la que no falta nada. Una vida feliz, una felicidad que no pasa, que no se desvanece.
Mi reflexión para este domingo 8 de mayo de 2022.
En Uruguay (y en otros países) feliz día a todas las mamás
Bendiciones,
+ Heriberto, Obispo de Canelones (Uruguay).

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 120 invitados y ningún miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search