“Una sola cosa es necesaria”
(Lucas 10,38-42)
Cuando todos los miembros de una familia se encuentran atareados en algo que les concierne a todos, como la limpieza a fondo de la casa o la preparación de una fiesta, no es nada bonito que alguno de ellos se instale cómodamente, mientras hay tareas urgentes que encarar.
Algo así parece… ¡cuidado! … parece suceder en el evangelio que nos trae la historia de Marta y María.
Mi reflexión para este domingo 17 de julio de 2022, XVI durante el año, ciclo C.
Bendiciones.
+ Heriberto, Obispo de Canelones, Uruguay.

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 19 invitados y ningún miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search