“Orar siempre, sin desanimarse”
(Lucas 18,1-8). 
La oración es nuestra relación de amor con Dios, por medio de Jesucristo. Es levantar hacia Él nuestro corazón. Podemos permanecer ante Dios en silencio, recitar una letanía, rezar un rosario, adorar el Santísimo Sacramento, meditar la Palabra de Dios… en fin, hay muchas maneras de orar; pero en aquella que tomemos, no puede faltar nuestra confianza de estar yendo al encuentro de aquel que sabemos que nos ama. Así será posible “orar siempre, sin desanimarse”. Mi reflexión sobre el evangelio del Domingo XXIX durante el año, ciclo C, 16 de octubre de 2022.
Y además: 
- Santos de esta semana: san Ignacio de Antioquía, san Lucas, beata Lorenza Longo, san Juan Pablo II.
- 22-23 DOMUND, Jornada Mundial de las Misiones. Colecta.
Bendiciones,
+ Heriberto, obispo de Canelones, Uruguay.

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 105 invitados y ningún miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search