"Dios mide el viento para la oveja recién esquilada", decía Mons. Mendiharat, que fue Obispo de Salto.
Así fue con la beatificación de Jacinto: hubo lluvia, pero medida, llevadera, para que viviéramos algo de las muchas peripecias por las que el beato pasó en su servicio episcopal.
Bendiciones
+ Heriberto, Obispo de Canelones, Uruguay.

Contacto

Batlle y Ordoñez 579

  • (598) 4 3322568

  • info@diocesisdecanelones.com

Quien está en línea?

Hay 113 invitados y ningún miembro en línea

Visitantes

Redes

facebooktwitter google youtube

Search